lunes, 17 de mayo de 2010

UN BESO CASTAÑO DE FRESA

¿Qué ha pasado?

No ha pasado nada, porque nada debía pasar.

¿Habéis hablado?

Yo sí he hablado, permití que el agua saliera para evitar ahogarme.

¿Y él qué ha dicho?

Nada; y no sé si me habla con los ojos o lo imagino... pero siento que piensa... piensa que le gustan morenas, divertidas, cuerdas y alegres.

Tú eres todo eso...

No, no lo soy. No soy morena, ni divertida, ni estoy cuerda y, a menudo, no estoy alegre.

Eso no es cierto...

Sí, es cierto y lo sabes. Por todo, por mí y un tanto por esto, me quedaré aquí, cobijada en mi mundo castaño de reflejos rubios, aburrido, loco y triste. Es así, pero es mío y lograré cambiarlo... y colorearlo de nuevo para que luzca como antes... vaciaré un millón de cubos de agua roja, amarilla y azul en sus paredes...

...la vida dará mil vueltas y yo dejaré de ser triste y aburrida, aunque siempre estaré un poco atolondrada y conservaré el beso que no le dí guardado en mis reflejos dorados... un beso castaño de fresa... frío, dulce y rojo...

4 comentarios:

loquemeahorro dijo...

¡Qué bonito! Me ha gustado mucho y ha puesto una sonrisa recien llegada a la oficina, y no es fácil.

Pat Lawriter dijo...

Me alegro mucho, reina. Es un poco triste pero en el fondo es esperanzador... ;-D

Rocío dijo...

Pat es precioso!!!

Pat Lawriter dijo...

¡¡Gracias reina... tú sí que eres preciosaaaaaaa!!!